Los 10 pueblos más bonitos de Creta

La isla de Creta esconde pueblos preciosos, algunos de ellos desconocidos para la mayoría de visitantes y que conservan su autenticidad y espíritu. Algunos de ellos los encontrarás junto al mar, bañados por las increíbles aguas que rodean la isla. Otros te esperan en las entrañas de sus majestuosas montañas.

Sin duda, en cualquier pueblo que visites durante tus vacaciones en Creta, seguro que disfrutarás de una belleza única y de la cálida hospitalidad de sus residentes.

A continuación te presentamos los 10 pueblos con más encanto de Creta;

Archanes

Situado a pocos kilómetros del Palacio de Knossos y a unos 15 km de Heraklion, nos espera Archanes, un pueblo que ha visto crecer como la espuma su popularidad, gracias al mimo con el que sus habitantes mantienen la identidad del lugar. Gracias a la restauración sufrida en los últimos años, el pueblo mira hacia el futuro, y sus calles se convierten en la delicia de aquellos que las quieren pasear.

Cuando nos adentramos en el pueblo, encontramos el imponente edificio neoclásico del Centro de Educación Ambiental y, un poco más allá, la iglesia de Santa María, totalmente blanca. El pueblo cuenta casas bien conservadas pintadas en colores alegres. A medida que continuamos nuestra excursión, aprendemos más y más sobre Archanes. ¡El Museo del Folklore, el Museo Arqueológico, el Taller de Escultura, el Museo de Historia y Tradición Cretense son una visita imprescindible!

En Ano Archanes, podemos aprender todo sobre la producción de aceite de oliva. Los patios de las casas también son una buena razón para que alguien visite el pueblo, ya que están llenos de flores, como un oasis. Todo el pueblo tiene un aura diferente de las otras aldeas de Creta debido a los inmensos viñedos, las frescas fuentes y su pintoresca plaza.

Houdetsi

Este pueblo, en las imponentes montañas de Heraklion, se inunda durante el verano con las voces de la gente joven. Los lugareños no pierden ninguna oportunidad para organizar celebraciones y festivales en la plaza del pueblo, donde los músicos dan rienda suelta a su arte mientras sus dedos bailan hábilmente sobre las cuerdas de la lira. El festival Houdetsi es uno de los festivales más populares de Creta.

El artista irlandés itinerante Ross Daly eligió este lugar hace 35 años para establecer su propio paraíso musical y erigir el taller musical «Laberinto».

Caminando por las calles de Houdetsi, sentirás la energía del pueblo, gracias a sus casas y mansiones intactas, y a la brisa fresca que proviene del barranco del Monasterio de Spiliotissa.

Zaros

El pueblo de Zaros, en las estribaciones de la cordillera central de Creta (Monte Ida y Psiloritis), es un pueblo encantador, con un precioso lago y una atractiva garganta muy cerca. Es un lugar muy relajado, rural y con una frondosa vegetación, ideal para pasar el día. Situado a 44 km de Heraklion, en el centro de la isla, es una zona rica en aceite de oliva, sultanas, verduras y agua de manantial. Esta es la región de Kenourghiou, parte de la prefectura de Heraklion.

Cerca del pueblo hay molinos de agua tradicionales que han estado funcionando desde el siglo XVI, yacimientos arqueológicos, monasterios y, por supuesto, mucho aire fresco y limpio de montaña.

En una isla seca como Creta, la importancia del agua para la población local es fundamental, ya que su agricultura es su forma de vida. Por lo tanto, aquí, las aguas refrescantes de Zaros dan vida en todos los sentidos.

Como vemos, lo más destacado del pueblo de Zaros es el molino de agua que se encuentra allí desde hace más de 400 años. Según los residentes, Zaros es un pueblo bendecido en las estribaciones de Psiloritis. Los campos y huertos fértiles y con un estanque artificial, lleno de truchas, crean un entorno único. Sobre el lago se reflejan las imponentes rocas de Psiloritis y se considera una de las maravillas naturales de Creta.

Comenzando desde el lago, podemos seguir una ruta por el camino que lo lleva a la garganta de Agios Nikolaos (San Nicolás), donde las cascadas y el paisaje verde nos dejarán sin palabras. El desfiladero termina en el increíble bosque de Rouvas. Bajo los robles hay mesas de madera y agua, lugar ideal para disfrutar de un aperitivo y descansar.

Vamos

Vamos es uno de los pueblos de Creta más «vírgenes», que conserva su historia y mantiene vivas las tradiciones. Situado a tan solo 25 km de Chania, en las faldas de las Montañas blancas, los olivares y huertos que rodean Vamos crean un paisaje toscano.

Vamos mantiene su herencia arquitectónica muy bien conservada, con caminos tradicionales de piedra, el barrio viejo, donde las casas están hechas de piedra, arcilla y madera. Mientras caminamos por el antiguo barrio con sus calles de piedra, rincones secretos y casas bellamente restauradas, los lugareños nos recibirán hospitalariamente con raki y un poco de «apaki».

En Vamos, aprenderemos a preparar los deliciosos quesos cretenses y otras especialidades de la cocina cretense, gracias en parte a las actividades que se organizan según la estación.

Chora Sfakion

Se trata de la capital de la remota y montañosa región de Sfakia, una pequeña ciudad de poco más de 300 habitantes. Se encuentra en la costa sur, cerca del final de la garganta de Imbros, a 74 km al sur de Chania.

Tardaremos unos 90 min. en llegar desde Chania a Sfakia. En el trayecto, dejamos atrás el mar Egeo y llegamos al mar de Libia, siguiendo la carretera que pasa por el «salvaje oeste» de Creta. El paisaje es cautivador, casi aterrador, una zona inaccesible y accidentada, rodeada por las empinadas laderas de las Montañas Blancas y los numerosos cañones que se forman allí.

El pueblo está construido al final de la Garganta de Imbros y cuenta con dos puertos, donde están amarrados los barcos que parten hacia Agia Roumeli, Loutro y la isla de Gavdos. En este lugar, podremos conocer a los orgullosos Sfakianos. Es un lugar lleno de orgullo, amor por Creta y asombro por su belleza salvaje.

Loutro

Necesitamos tan solo 15 min. llegar al pueblo de Loutro desde Sfakia, un viaje en barco por el sur de Creta inolvidable. En este particular pueblo entre las rocas, uno siente que ha descubierto el paraíso de verano del sur de Creta: aislado, tranquilo, con bares, tabernas y tiendas.

Siempre existe el riesgo de ser encantado por la luna llena que pinta todo el golfo en colores plateados. Un lugar sin duda difícil de olvidar. Descubre toda la información relacionada con Loutro aquí.

Anogia

Uno de los pueblos más famosos y turísticos de Rethymnon, el pueblo de Anogia en Creta, se encuentra en la cima de la montaña, a unos 700m de altitud, y es el último pueblo que encontramos al ascender las montañas Psiloritis. A medida que avanzamos podemos ver la «mitata», las casas de piedra de los pastores.

La música local, el arte popular y la tradición son elementos que se han mantenido sin cambios en el tiempo, ya que los habitantes del pueblo los llevan de generación en generación.

Las amas de casa tienen sus balcones llenos de flores. En la plaza del pueblo, hay cafeterías donde te ofrecerán lo mejor de la gastronomía cretense. Si visitas Anogia, entenderás por qué difiere de las otras aldeas de Creta.

Margarites

El pueblo de Margarites, es conocido también como «el pueblo de las jarras», ya que cuenta con una larga tradición en la cerámica. Paseando por las calles, podemos ver grandes ollas de barro fuera de las puertas de las casas y también en las tiendas de cerámica.

Los patios están inundados de flores, la brisa de la tarde es fresca, el raki es helado y la vida en Margarites resulta simple y agradable. Situado a una altitud de 300 metros, en las estribaciones del norte de Psiloritis, el pueblo está a 27 km. de Rethymnon.

Sus antiguos monasterios, las torres, los caminos, las capillas escondidas en cuevas y cañones y un valle fértil que se extiende frente al pueblo, componen uno de los escenarios más pintorescos de Creta.

Armeni

El pueblo de Armeni en Apokoronas, Chania, es un tranquilo pueblo ubicado a unos 2 km tierra adentro de las playas de arena de Kalives en la desembocadura de la bahía de Souda. Un bonito pueblo con bosques de aguacate, naranja y aceitunas.

Armeni es popular por sus fuentes y su densa vegetación. A la entrada del pueblo, nos espera un molino de agua particularmente interesante, declarado monumento histórico. También vale la pena visitar la iglesia de San Juan el Teólogo, del período veneciano, restaurada por el Servicio Arqueológico y la iglesia más joven de San Nicolás.

En Armeni, bajo la sombra de los enormes árboles, brotan ricas fuentes que forman el río «Xydas». Las abundantes aguas riegan toda la zona, que está plantada con árboles frutales, hortalizas y flores, un paisaje totalmente paradisíaco.

Makrygialos

El pueblo de Makrygialos se encuentra a 25 km. de Ierapetra. Hasta los años 70, el pequeño pueblo costero era una región pobre y descuidada en el sur de Creta. Había algunos almacenes en la orilla del mar, donde los lugareños solían almacenar diversos productos para la exportación: aceite, sultanas, algarrobos, cereales y animales domésticos. Pero desde 1980, este pueblo virgen del mar de Libia se ha convertido en un destino favorito para los amantes de la belleza sin pretensiones. Las tranquilas aguas de la playa de arena del pueblo son muy cálidas, incluso a finales de octubre.

¡No te pierdas estos pueblos con encanto de Creta!

Comparte Creta...

Add Comment